jueves, 5 de diciembre de 2013

Crema de calabacín, patata y cebolla

Esta crema es muy, muy rápida de realizar y es suave y ligera al paladar.
Suelo utilizar bastante la olla rápida porque me parece que es muy práctica, que ahorra tiempo y que los alimentos no cuecen más allá de lo necesario perdiendo vitaminas en el proceso; de todos modos ya sabéis que si no contáis con una el procedimiento de elaboración es exactamente igual salvo que el tiempo de cocción sin olla es muy superior.
 

INGREDIENTES:
  • 50 gramos de Aceite de Oliva virgen extra
  • 1 cebolla grandecita
  • 1 calabacín bien grande
  • 4 patatas de tamaño mediano
  • 2 hojas de laurel
  • 1 nuez moscada molida o rallada
  • 1 pimienta blanca molida
  • 2 cucharadas colmadas de queso rallado de sabor fuerte
  • Sal
  • 1/2 litro de leche entera
  • Pan del día anterior para los picatostes.
ELABORACIÓN:
  1. Echamos en la olla unos 50 gramos de AOVE y esperamos a que se caliente. Cuando ha adquirido la temperatura adecuada agregamos la cebolla cortadita pequeña y dejamos que se vaya dorando.
  2. Mientras se dora la cebolla vamos pelando las patatas y el calabacín y cortando estas verduras en forma de cubitos pequeños.
  3. Agregamos al guiso estas dos verduras troceadas, removemos el conjunto.
  4. Pasados unos minutos añadiremos al guiso el resto de ingredientes.
  5. Removeremos bien el conjunto y taparemos la olla rápida.
  6. A partir de que las "rayitas" de la vávula aparezcan (cada olla indica el nivel de presión adecuado de un modo) contaremos 5 minutos. Esperaremos a que la olla se despresurice para abrirla.
  7. Con una batidora trituraremos las verduras cocidas hasta que quede una crema suave y fina. Si vemos que nos ha quedado excesivamente espesa no tenemos más que agregar un poquito de leche más (o de agua, según queramos), remover y rectificar de sal.
  8. Puede servirse salpicada de unos picatostes y un poquito de perejil o cebollino por encima.